Alejandro: "Una de mis empleadas me echaba pastillas para dormir en la comida"