Alberto Garzón: “Se puede ser tonto y corrupto en varios idiomas”