Núria: "En la frontera nos tratan como delincuentes, nos abren hasta las fiambreras"