Llega el 'Chester' más incómodo para Risto