Merthin y Caris, libres y unidos para siempre