Javier Abascal, en el Museo de Cera