Javier Abascal, el taxi infectado y el taxista enfermo de 'palurdismo'