Con una estimación de uno de cada cuatro votos, Risto Mejide se da 48 horas para decidir si se presenta o no a las elecciones del 10-N