Ricos y sin apenas pagar impuestos: una investigación saca a la luz las rentas de los 25 más millonarios de Estados Unidos