La escandalosa oferta de trabajo de un despacho de abogados: máster acabado, colegiado y "ya hablaríamos de sin o con sueldo"