Dani Alves se encara con la afición tras marcar el segundo gol del Barça