El profesor Setrakian y Palmer se conocieron hace 50 años en Austria