La expedición, atacada por cientos de murciélagos en una cueva