Neyzan no quiere vestirse solo y patalea para conseguir la atención de su madre