Luis comienza a imponer su autoridad al duchar a Adriana, a Iker y a Daniella