Andrea, Lucía y Nacho tendrán la misma rutina en su casa y en la de los abuelos