Andrés y Agustín dejan de utilizar la trona