Si los niños incumplen las normas tendrán menos tiempo de juego