Gannicus tiene una oportunidad para redimirse