Los símbolos odinistas han sido relacionados, erróneamente, con el nazismo