Pintar un retrato o hacer un objeto de cristal único con las cenizas del difunto