Kinumi Cati, récord Guinness de videojuegos: “No recuerdo una edad sin un mando”