Vanessa, a su videollamada: “¿Estás preparado para no poder parar de reír?”