Juanito Oiarzabal cuenta la experiencia en que pasó más miedo: “Me quedé ciego en un descenso”