Mar: “Le puedo amar aunque no lea poesía”