David Bustamante se enfrenta al frío de Noruega mientras Jesús Calleja le vacila