Hay un punto común en los acompañantes de 'Planeta Calleja'