Edurne Pasaban y Juanito Oiarzabal, cronología de una amistad de altura con altibajos