Viola quería conocer a Mariano y Bernardo