Cuando intentas coronar L'Angliru y tu madre te 'anima': “Lo que viene es más duro”