La paciencia de un perro con una mariposa que se posó en su nariz