A escobazos contra sus clientas por negarse a pagar una ‘chapuza’ de depilación de cejas