El momento en el que a una niña le pasan dos balas a centímetros de la cabeza