¿Voy al hospital o veo el partido?