El tribunal sentencia que la conducta de La Manada tras salir de la cárcel avala su libertad provisional