Tras tornados, el norte de España se prepara para olas de 9 metros