Fortísimas tormentas paralizan el litoral catalán y las Islas Baleares