Provoca el pánico con una escopeta en un supermercado