Un troyano roba las credenciales de redes sociales y bancos españoles