Usar antibióticos durante el parto puede alterar la flora intestinal del recién nacido