Las limpiezas dentales pueden evitar que tengas una pulmonía