Con 14 años en coma tras pasar 16 horas jugando y tomando bebidas energéticas