¿Problemas del corazón o en riesgo de muerte? Un apretón de manos lo revela