Una aplicación móvil permite fotografiarse con familiares fallecidos