Nokia y Microsoft buscan subir al podio de los 'smartphones'