La NASA reduce a tres los destinos posibles de su próximo rover en Marte