Unas 600.000 cuentas de Facebook están en peligro cada día