Desarrollan una nueva técnica para medir los niveles de orina en las piscinas