Internet, un aliado contra la corrupción