Más de 4.000 millones de personas no tienen acceso a Internet